Donald Trump asume el cargo de presidente de Estados Unidos

0
183

Se estrecharon la mano a pesar de las enormes diferencias que lo separan. “¿Hola. Cómo están? Fue el saludo que Barack Obama dedicó a Donald Trump cuando los recibió en la Casa Blanca, antes de la jura. No se veían desde el 10 de Noviembre, cuando, ya consagrado presidente electo, lo recibió en el Salón Oval.

En esa ocasión prometió que buscaría “seguido” su consejo. No hay constancia de que lo haya hecho.

El encuentro de las dos parejas tuvo un sobresalto: Melania Trump llegó con un regalo sorpresa para Michelle Obama . Una caja envuelta en elegante papel celeste. El inesperado presente generó un momento de confusión. Nadie sabía qué hacer con él ni dónde ponerlo durante la foto protocolar. El propio Obama tuvo que hacerse cargo del asunto y buscarle un lugar.

La de Hillary Clinton , la derrotada candidata demócrata, fue de las presencias más comentadas. Acompañada por su marido, el ex presidente Bill Clinton , bajó del auto sin decir palabra. “No han sido momentos fáciles”, comentó luego de la derrota.

Blanco impecable eligió también Ivanka Trump , la hija del nuevo presidente y a quien se le atribuye poder e influencia en su círculo íntimo.

Es la segunda vez que le toca acompañar la jura de alguien que la derrota. Antes lo había hecho con el propio Obama, que le ganó en las primarias de 2008.

Se la vio impecable. En un atavío blanco que la resaltaba en un mar de trajes negros. Su rostro se fue distendiendo con el paso de los minutos. Llegó con rictus duro e incómoda. Luego, en la medida en que llegaban saludos y palmas en la espalda, se fue distendiendo.

Otros dos derrotados que también dijeron presente y fueron aplaudidos. El demócrata Bernie Sanders, que perdió la interna frente a Hillary Clinton, y el republicano John MCCain, que perdió la elección ante Obama. Ambos llegaron juntos.

Antes que todos ellos había llegado George Bush hijo acompañado por su mujer, Laura. Su padre, el también ex presidente George H. Bush, no pudo asistir por motivos de salud, igual que su mujer, Bárbara.

Otro tanto hizo el demócrata James Carter. Es impensable aquí que los ex presidentes, del partido que sean, no acompañen la asunción de un nuevo mandatario.

Los aplausos fueron igual para todos ellos. Ganadores y perdedores.

AQUÍ SUS COMENTARIOS

Comentarios

Leave a Reply