Investigadores de Harvard descubren un nuevo planeta con tres soles

0
745

Investigadores del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica han anunciado el hallazgo de un planeta que orbita de forma estable tres soles.

En su artículo publicado en The Astronomical Journal, el equipo describe cómo llegaron a ver que un sistema binario que antes se consideraba una sola estrella, eran en realidad un par de estrellas que orbitan entre sí, y cómo eso condujo a la revelación del sistema estelar triple.

Los planetas conocidos con tres estrellas que aparecen en su cielo son poco frecuentes. Este es solo el cuarto descubrimiento de este tipo, y ha causado entusiasmo en la comunidad científica, ya que es el más cercano, lo que permite una mejor observación de lo que ha sido posible con los otros hallazgos.

La estrella principal es también más brillante que las otras estrellas que sirven como soles de sus planetas, lo que hace que sea más fácil estudiar tanto la estrella como el planeta.

Los objetos en estudio en el nuevo sistema son KELT-4AB, un planeta gigante gaseoso, similar en tamaño a Júpiter, que tarda aproximadamente tres días en hacer su camino alrededor de la estrella KELT-A, que le sirve de sol. Las otras dos estrellas, nombradas KELT-B y C, están mucho más lejos y una orbita a la otra en el transcurso de aproximadamente 30 años. La pareja tarda aproximadamente 4.000 años en orbitar KELT-A.

Los investigadores sugieren que la vista desde KELT-4AB probablemente sería una donde su sol, KELT-A, aparecería aproximadamente cuarenta veces más grande que nuestro sol para nosotros debido a su proximidad. Las otras dos estrellas que orbita, por el contrario, aparecerían mucho más tenues debido a su gran distancia, brillando no más que nuestra luna.

Un sistema con sorpresa

Los científicos espaciales han sabido de la existencia del sistema de KELT durante varios años, pero se pensaba que las estrellas binarias eran en realidad sólo una estrella. Ahora, los investigadores pudieron ver que en realidad eran un sistema binario gracias a dos telescopios controlados robóticamente en dos diferentes continentes, uno en Arizona y el otro en Sudáfrica. Juntos se conocen como el Kilodegree Extremely Little Telescope (KELT), que por supuesto es cómo el sistema KELT obtuvo su nombre.

El sistema de tres estrellas ofrece una oportunidad única para los científicos que tratan de comprender cómo es que los gigantes gaseosos, como KELT-4AB, se las arreglan para orbitar tan cerca de su estrella. La teoría sugiere que deberían ser más distantes, como es el caso de Júpiter. Una posibilidad, al menos para este nuevo descubrimiento, es que podría tener algo que ver con el sistema binario cercano.

AQUÍ SUS COMENTARIOS

Comentarios

Leave a Reply