Evo Morales derrama lágrimas en la inauguración del museo de Orinoca

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se emocionó hasta las lágrimas en la inauguración de un museo en su pueblo natal Orinoca (oeste) dedicado a su vida, a la historia de las reformas que impulsó en su país y de las culturas indígenas desde tiempos prehispánicos.

Morales derramó unas lágrimas y dio por terminado un discurso al anunciar su compromiso de seguir trabajando por su país, destacar que se encontraba en el pueblo que lo vio nacer y elogiar la lucha por “la dignidad” de Bolivia de parte de los movimientos sociales.

El mandatario también dijo que el homenaje a sus antepasados es la unidad por “el triunfo del pueblo” y “la derrota del imperio” y subrayó que era importante plantear luchas políticas no solo por las demandas sectoriales, sino por las reivindicaciones nacionales.

También consideró que esta fecha “se marcará en la historia de Bolivia” y que el museo será el patrimonio de los movimientos sociales “que lucharon por la liberación” del pueblo boliviano.

El museo fue inaugurado en la tarde de este jueves con rituales y una fiesta con música y danzas autóctonas en la que participó alrededor de un millar de personas, incluidos los invitados que se trasladaron desde La Paz y otras regiones, diplomáticos de Ecuador y Paraguay y periodistas.

El edificio, que lleva el nombre de “Museo de la Revolución Democrática y Cultural – Orinoca”, está levantado sobre 10.814 metros cuadrados en el departamento andino de Oruro y cuenta con tres módulos que representan a un puma, un armadillo y a una llama.

El centro cultural demandó una inversión de 7,1 millones de dólares y, según las autoridades bolivianas, es el más grande del país andino y uno de los mayores de América Latina.

El hecho de que el museo esté dedicado a Morales y se ubique en un remoto lugar de Oruro al que se llega tras varias horas de viaje por carretera ha sido criticado por dirigentes opositores.

El ex candidato presidencial y dirigente opositor Samuel Doria Medina dijo en su cuenta de Twitter que se trata de una obra que alimenta el “ego” del mandatario y el gasto de recursos.

“¿Cuantos días al año pierde el presidente alimentando su ego? ¿Quién se beneficia? ¿Sobran los recursos?”, cuestionó Doria Medina.

El vicepresidente del país, Álvaro García Linera, replicó a las críticas afirmando que provienen de “oligarquías racistas” que no están de acuerdo con que obras como esa se hagan en homenaje a los pueblos indígenas y a un líder como Morales.

“Estamos en un lugar donde nació el líder mundial del siglo XXI”, dijo García Linera sobre Morales.

Fuente: EFE

AQUÍ TUS COMENTARIOS

COMENTARIOS

Compartir

No hay comentarios

Leave a Reply