Poder Judicial rechaza pedido de prescripción de tráfico de influencias de Alejandro Toledo

El juez Richard Concepción Carhuancho, titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, rechazó el pedido de excepción de prescripción del delito de tráfico de influencias, presentado por la defensa del ex presidente Alejandro Toledo por el Caso Odebrecht.

El pedido fue sustentado por el abogado Roberto Su Rivadeneyra, quien se sumó a la defensa de Alejandro Toledo tras la renuncia de Paolo Aldea. La audiencia se reailizó desde las 2:00 p.m. en la Sala Penal Nacional y se prolongó hasta casi las 7:00 p.m.

Los argumentos de la defensa del prófugo ex mandatario dieron cuenta de que el plazo para que la fiscalía investigue por el delito de tráfico de influencias ya venció en noviembre del 2012.

Ello, precisó el abogado, debido a que el “pacto criminal” con el ex representante de Odebrecht Jorge Barata sobre los pagos de sobornos para ganar la adjudicación de la carretera Interoceánica fue en el 2004 y hasta la fecha han pasado 13 años, cinco más de lo que establece la ley.

Al sustentar su fallo, el juez Concepción precisó que el plazo de prescripción del delito de tráfico de influencias se cuenta desde el último depósito que habría hecho Odebrecht a cuentas off shore, vinculadas a Josef Maiman, para Alejandro Toledo y no desde la reunión del ex mandatario con Jorge Barata, ex representante de la constructora brasileña en el Perú.

Hacia el fin de la audiencia, la defensa legal de Alejandro Toledo anunció que apelarán este fallo y lo sustentarán en el plazo legal correspondiente.

Precedente
Para el abogado penalista Carlos Caro, era “un poco díficil” que prospere el pedido de Alejandro Toledo debido a que, explicó, la prescripción del delito de tráfico de influencias es de 12 años [la pena más la mitad].

“Adicionalmente, como se aplica el nuevo código procesal y establece que la acción penal se interrumpe y se suspende la prescripción, el plazo puede llegar hasta los 24 años. Es un tema bien técnico. Es un poco dificil que prospore el pedido. Hay varios argumentos para sustentar que no prescribe”, precisó.

Además, Caro indicó que el fiscal Castro podría cambiar la imputación por otro delito, como colusión, y que esto no afectaría la orden de prisión preventiva porque a Alejandro Toledo también se le acusa por lavado de activos.

AQUÍ TUS COMENTARIOS

COMENTARIOS

Compartir

No hay comentarios

Leave a Reply