Contrato de Odebrecht en la región Áncash en la mira de la fiscalía

La empresa brasileña se benefició de la ejecución de la carreta Chacas-San Luis y no solo tuvo problemas por sobornos en Áncash.

0
131

Casi veinte obras. Más de 12 mil millones de dólares. Diez años. Esas son, en resumen, las últimas cifras de Odebrecht en el Perú, la constructora brasileña que, tras confesar que cometió actos ilícitos y sobornar a funcionarios públicos por aproximadamente US$29 millones para obtener los proyectos, se ha convertido en un caso emblemático para las fiscalías del Perú y del mundo.

El fiscal Hamilton Castro, a cargo del equipo que investiga los sobornos de Odebrecht, está coordinando desde hace unos días para unificar casos sobre presunta corrupción en las regiones donde operó esta empresa entre ellas en Gobierno Regional de Áncash.

Dirsse Valverde Varas y el Gerente Regional de Áncash, habrían sido los operadores de la empresa brasileña en Áncash. Esa sería una de las hipótesis que manejó la Procuraduría Anticorrupción cuando, hace algunos meses, solicitó a la fiscalía que lo incluya en las investigaciones por los presuntos sobornos de Odebrecht en el Perú.

Valverde fue subgerente de la Gerencia de Infraestructura del Gobierno Regional de Áncash, durante la gestión del hoy preso César Álvarez. Es sindicado como uno de sus testaferros en el Caso ‘La Centralita’.

El ex funcionario habría recibió dinero por “consultorías” de la empresa brasileña poco tiempo después de que esta se adjudicó la carreta Chacas-San Luis. Las autoridades consideran que se trataría de una persona clave. Aún está prófugo.

AQUÍ SUS COMENTARIOS

Comentarios

Leave a Reply