La economía peruana crecerá 3,4% el 2016 y 3,9% el 2017

0
633

La economía peruana crecería 3,4% en el 2016 y tendría un mayor avance, de 3,9%, en 2017. Sin embargo, dichos valores seguirán sin superar el crecimiento potencial de 4,5% que debe alcanzarse para, de manera efectiva, disminuir los niveles de pobreza, subempleo y desempleo, estimó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL, señaló que el crecimiento para este año será impulsado por los sectores minería e hidrocarburos (10,1%) y servicios (4,5%), tanto por sus tasas como por su peso en el PBI.

Por el lado del gasto, en el 2016 la demanda interna mantendría un bajo crecimiento de 2,7%, cifra menor que el 3,0% que registró en el 2015. El consumo privado, que representa alrededor del 62% del PBI, crecerá ligeramente por encima del registrado el 2015 (3,4%) a una tasa de 3,8%. Este bajo ritmo afectará directamente a sectores vinculados a la demanda interna como comercio, que logrará un crecimiento de 3,4%, cifra menor que el 3,9% alcanzado el 2015.

Peñaranda prevé una contracción de la inversión privada en 2,7%, acumulando así su tercer periodo de caída a pesar de una esperada recuperación de la confianza empresarial para el segundo semestre del año una vez culminadas las elecciones presidenciales.

Bajo este contexto, el Instituto estimó que la inversión pública impulsaría en cierta medida el crecimiento. Téngase en cuenta que el componente público de la demanda interna representa alrededor del 17% del PBI y se proyecta un crecimiento tanto por el lado del consumo (7,9%) como de la inversión (11,5%).

En tanto, para el 2017 la expansión del PBI bordeará el 3,9%, en un rango entre 3,7% y 4,5%, que se sustentará nuevamente en los sectores minería (7,2%) y servicios (4,8%).

“La leve recuperación de la demanda interna (3,3%) impulsará sectores como servicios, manufactura (3,9%) y comercio (3,6%)”, señaló Peñaranda.

El economista consideró que dichas proyecciones continúan siendo inciertas si se toma en cuenta que el presente año se tendrá siete meses con un gobierno que culmina y cinco meses con un nuevo gobierno.

Además, existen factores que podrían jugar en contra de estos estimados para el horizonte 2016-2017, como por ejemplo, una desaceleración pronunciada de la economía china que impactaría su demanda, los precios y el volumen exportado de minerales y el flujo de inversión extranjera directa. También serían un riesgo las alzas consecutivas de la tasa de la FED de EE.UU., pues provocaría salida de capitales de países emergentes como el Perú y una depreciación mayor de la moneda local.

A lo anterior se pueden sumar una baja ejecución de inversión pública y privada y el incumplimiento de metas de producción cuprífera de empresas mineras. No obstante, para el IEDEP, un factor que imprime un sesgo al alza en las proyecciones es la eliminación de la incertidumbre y la recuperación de la confianza empresarial luego de culminado el proceso político de elección presidencial en el país.

Cámara de Comercio de Lima

AQUÍ SUS COMENTARIOS

Comentarios

Leave a Reply