Empresas internacionales contratan a alumnas de Laboratoria

0
210

laboratoria2

Luego que Laboratoria recibiera los elogios de Barack Obama y Mark Zuckerberg en plena Cumbre del Foro APEC, todos han puesto los ojos en este emprendimiento social que está cambiando la vida de mujeres jóvenes en situación de pobreza, a quienes se capacita en temas de tecnología.

Tanto fue el impacto que el número de postulantes peruanas aumentó considerablemente y en los próximos días llegarán al Perú tres empresas extranjeras, entre ellas Lyft, la competencia directa de Uber; Globant y ThoughtWorks, para contratar a las alumnas de este programa considerado un ejemplo mundial.

Para ello han organizado una Hackatón, un evento de tres días en el que las empresas top de tecnología peruanas y extranjeras reclutarán a las mejores desarrolladoras web. Mariana Costa, la fundadora de Laboratoria, contó que esto forma parte del proceso de colocación laboral de las jóvenes.

“Las empresas plantean un reto que puedan resolver con las estudiantes en un período de 2 días. Participarán 40 chicas de Lima, Arequipa, México y Chile”, explicó Costa.

Por su parte, Ana Martínez, cofundadora de Laboratoria, agrega que es muy difícil para las empresas encontrar talento en tecnología sobre todo en mujeres, así que este tipo de eventos les resulta provechoso.

En Laboratoria, las mujeres aprenden a crear páginas webs, aplicaciones móviles y programación, dejándolas listas para ingresar al mercado laboral. Primero se les capacita seis meses y muchas de ellas comienzan a trabajar, pero continúan su aprendizaje hasta un año y medio.

Dato: Laboratoria tiene sede en Chile, México, Lima y Arequipa.

De acuerdo a información que maneja esta empresa, el 77% de las egresadas de las últimas promociones consiguieron trabajo y casi triplicaron sus ingresos. En un comienzo el promedio de remuneración puede fluctuar entre 1,500 y 2,500 soles.

De México a Lima

En unas de las aulas encontramos a Karen Orozco, joven mexicana de 27 años, quien forma parte de la tercera generación de coders en México. Vive en el Distrito Federal y hace unos cinco meses decidió abandonar la biología por los códigos de computadora y ahora se encuentra en Lima para la Hackatón.

“Yo no sabía nada de tecnología, ni de códigos, yo estudiaba biología y para mí fue un cambio muy radical pasar de la naturaleza a estar frente a una computadora”, cuenta Orozco muy emocionada. Ella ya tiene en mente lo que presentará el lunes frente a las empresas.

AQUÍ SUS COMENTARIOS

Comentarios

Leave a Reply